Productos

CHAAK: CULTIVADORES CHAAK

Los cultivadores son unas herramientas polivalentes, gracias especialmente a sus brazos en “doble espiral” que rompen el suelo, desmenuzan los terrones y nivelan la superficie.

Las funciones más comunes son:

 

> Utilización después de la cosecha
> Preparación del suelo a media profundidad
> Incorporación intensiva de los residuos de la cosecha
> Rotura en profundidad en los suelos compactos
> Preparación de la cama de siembra en primavera
> Enterramiento de los granos orgánicos

 

La disposición de los brazos en el bastidor de tres hileras asegura la mezcla  homogénea de los residuos vegetales de la cosecha.

 

La distancia entre brazos de 230mm. está concebida para que se trabaje en toda la extensión las capas superficiales y duras del suelo, lo que favorece la mezcla y la esponjosidad del suelo.

 

El despeje de hasta 700mm. favorece el paso entre los brazos del residuo vegetal y evita el embozo.

 

Los cultivadores efectúan un trabajo perfecto hasta en presencia de importantes cantidades de restos vegetales.

 

El rodillo representa un importante apoyo para todo el equipo y, al mismo tiempo, consigue una constante nivelación del suelo en toda la superficie, favoreciendo la descomposición de la materia orgánica.

 

Las rastras permiten obtener un trabajo homogéneo y afinan el acabado del trabajo ejecutado por el rodillo.

 

Las secciones laterales se adaptan al suelo. El pliegue y el despliegue son hidráulicos y se efectúan con total seguridad a través de cilindros de doble efecto con válvula anti-retorno.