Cuando la tecnología se convierte en beneficio y en el ahorro de mañana.

Productos

ASTREA: SUBSOLADORES EN V HIDRONEUMÁTICOS ASTREA

Estructura muy robusta y con elevadas prestaciones en cualquier tipo de terreno, incluso en combinación con tractores potentes.

Astrea es el subsolador hidroneumático de última generación de la casa Gascón International.


Este modelo está provisto de un sistema de seguridad hidroneumático con acumulador de nitrógeno a esfera y válvula de regulación. (También llamado Non-Stop)


En cada brazo está montado el sistema hidroneumático que, en presencia de cualquier obstáculo de importancia relevante para la labor (i.e. piedras, raíces…), consiente al brazo saltar hacia atrás, sin obstaculizar la velocidad y/o la calidad del trabajo.


Gracias a este sistema de seguridad hidroneumático, los brazos vuelven gradualmente a la posición de trabajo de origen sin dar golpes.


Este sistema con disparo hidráulico otorga elasticidad a toda la estructura, previene daños mayores del equipo y requiere menor esfuerzo del tractor.


La ergonomía del equipo y especialmente la inclinación de los brazos, están estudiados de forma de no favorecer el arrastre de las piedras hacia la superficie.


El subsolador con disparo hidráulico está cuidado en todos los detalles: pintura a polvo más resistente, soldaduras reforzadas especialmente en los puntos sometidos a mayores solicitaciones durante la labor y perfiles reforzados hasta 400x200 mm. dependiendo del modelo.


Disponibles en 3, 5, 7, 9 y 11 brazos y hasta 5,60 m. de ancho de trabajo.

La protección anti-desgaste está montada de serie en todos los brazos y el equipo (chasis, brazos, rodillo) es completamente regulable.


Gascón International como fabricante con amplia experiencia en la fabricación de maquinaria agrícola, recomienda siempre el uso del rodillo de clavos -modelo SPK- que contribuye a una más precisa regulación de la profundidad de trabajo, al mismo tiempo que entierra los residuos vegetales, dejando el suelo perfectamente nivelado.


Las botas montadas en origen son standard e intercambiables, según las exigencias de la labor, con botas excavadoras o de aletas.


Trabajan hasta 600 mm de profundidad de labor.